Ventaja cepillo de dientes eléctrico

Si todavía te falta por comprar algún regalo para esta Navidad, desde la Clínica Dental de Alcantarilla te vamos a dar una idea muy saludable. Compra un cepillo de dientes eléctrico y estarás regalando salud. En su versión adulta o infantil es un buen regalo para su bienestar.

Cada vez más dentistas y odontólogos recomendamos los cepillos de dientes eléctricos porque son verdaderamente fantásticos -¡hasta pueden tener conexión a internet!- y lo notarás al primer uso. El cepillo eléctrico intenta imitar el cepillado manual moviéndose de lado a lado, de forma rotativa o mediante vibraciones. Pero no basta con pulsar el botón. El cepillado requiere, igual que con los cepillos manuales, tiempo, dedicación y una técnica correcta. Sólo así conseguirás estimular las encías, prevenir la gingivitis y acabar de forma efectiva con la placa bacteriana.

Te dejamos a continuación algunos consejos para elegir un cepillo de dientes eléctrico y cómo cepillarse los dientes correctamente con él:

Ya sea con cepillo manual o eléctrico, el cepillado de dientes debe durar aproximadamente unos tres minutos. Debes tener por tanto paciencia y pasarlo minuciosamente diente por diente y cara por cara. Algunos cepillos eléctricos llevan incorporado un temporizador que te avisa para evitar la tentación de terminar antes de hora.

Una cuestión importante que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu cepillo de dientes eléctrico es que el cabezal tenga movimiento de rotación y de oscilación. Se ha demostrado que cuando las cerdas del cabezal giran juntas en una dirección y luego rotan en la dirección contraria se puede reducir considerablemente la placa bacteriana con el cepillado.

Si normalmente te cepillas los dientes con mucha fuerza lastimando tus encías, es conveniente que elijas un cepillo de dientes con diferentes niveles de intensidad y con sensores de presión. Estos modelos te avisan o bien directamente se paran cuando realizas demasiada presión sobre los dientes, con el daño consiguiente de dañar el esmalte dental o las propias encías. Si aún lavándote los dientes correctamente sientes molestias, dolor o sangrado en las encías al utilizar el cepillo eléctrico, debes acudir inmediatamente al dentista porque puede que tengas un principio de periodontitis y necesites una limpieza bucal a fondo.

Además, el cepillo de dientes eléctrico está especialmente recomendado para personas con algún tipo de discapacidad mental o física, artritis, etc.

El cepillo de dientes eléctrico suele hacer especial ilusión a los niños que lo tomarán como una diversión y estarán más motivados a la hora de lavarse los dientes. Lo pueden utilizar a partir de los 6 años. ¿Acaso hay algo más divertido que un cepillo eléctrico? Eso sí, no olvides explicarles muy bien la técnica porque si no lo utilizamos correctamente, no servirá de mucho.

Por último te recomendamos que elijas un cepillo con cerdas suaves y sobre todo que te asegures de cambiar el cabezal cada tres o cuatro meses, o cuando las cerdas se desgasten.

Y tú, ¿te decides por un cepillo eléctrico? Y si lo has hecho ya, ¿has notado la diferencia?

Write a comment:

*

Your email address will not be published.